El cómico y actor estadounidense Robin Williams dijo una vez que la cocaína era “la forma que tiene Dios de decirte que estás ganando demasiado dinero”. Ahora mismo ese papel puede haber sido superado por los tokens no fungibles, o NFTs.

Los NFT son una forma para reclamar la propiedad única de activos digitales utilizando la tecnología blockchain. A diferencia de los objetos físicos, como los duplicados de llaves en Barcelona, estos pueden ser copiados fácilmente por cualquiera, incluso sin ser el propietario.

La última manía basada en NFTs consiste pagar una gran cantidad de dinero por cada uno de los 10.000 avatares llamados “Bored Apes”. Estos son precisamente eso, dibujos de monos que parecen estar aburridos.

¿Son los NFTs una burbuja?

Eminem ya tiene su mono aburrido

El mes pasado, el rapero Eminem (cuyo nombre real es Marshall Mathers) pagó alrededor de 400.000 euros en criptomoneda Ethereum para adquirir el número 9055 de Bored Ape. Este mono ya era llamado EminApe porque la cadena caqui y dorada se asemeja al atuendo de Eminem

Se dice que esta NFT se une a otros 160 NFT en la colección de Eminem.  Los personajes de Bored Ape parecen proceder de los dibujos de Jamie Hewlett, el artista que creó Tank Girl y el grupo virtual Gorillaz.

Según sus creadores, cada variación se genera a partir de más de 170 rasgos posibles, incluidas las expresiones faciales, el pelo de la cabeza y la ropa. Cada mono es único, pero algunos son más raros que otros.

¿Qué significa poseer un NFT?

Entonces, ¿de qué es dueño Eminem ahora? Tiene una versión electrónica de la imagen que utiliza para su perfil de Twitter. Pero también lo puede tener cualquiera que copie imágenes de Internet. La única diferencia es que tiene un registro en la blockchain que muestra que lo compró.

También puede convertirse en miembro de un espacio en línea, sólo para miembros, llamado «Club Náutico de Monos Aburridos”, cuyos beneficios y su propósito, más allá de ser un truco de marketing, no están claros.

Eso es todo, ¿no? La propiedad intelectual (tal como es) pertenece al creador. No tiene derecho a una parte de los ingresos de merchandising generados por este personaje.

Los NFTs como producto especulativo

Así que la única forma en que Eminem puede sacar provecho del personaje que ha comprado es si encuentra “otro tonto” que esté dispuesto a pagar aún más por el NFT. Las posibilidades de que eso ocurra son escasas.

Aunque la publicidad de la compra del rapero ha aumentado la demanda, el precio medio que se paga por un NFT de Bored Ape, para 2022, es de unos 83 Ether (actualmente unos 250.000 euros).

Puede que Eminem haya estado dispuesto a pagar más por los NFT que se parecen más a él, pero ¿qué pasa con el resto de nosotros?

NFTs y la exuberancia irracional de los mercados

Los NFT suelen comprarse de forma especulativa. El mercado está basado en poder probar la propiedad única del mismo. Algo que sólo es realmente importante si tienes derecho a presumir, y la perspectiva de vender tus NFT en el futuro.

Los monstruosos pagos de Eminem, en particular, dan crédito a la idea de que estas NFT tienen algún valor. Sin embargo, no es la única celebridad que ha contribuido a llamar la atención sobre las NFT de Bored Ape.

Los jugadores de baloncesto Shaquille O’Neal y Stephen Curry, el multimillonario Mark Cuban, el DJ de música electrónica Steve Aoki, el YouTuber Logan Paul y el presentador de televisión Jimmy Fallon también se han sumado a la moda.

Estas compras han funcionado eficazmente en forma de avales de las celebridades, una táctica de marketing probada. Es un ejemplo gráfico del poder de la cultura mediática para alimentar la «exuberancia irracional» en los mercados financieros. Y ya sabemos cómo termina esto.

Por admin

error: Content is protected !!