Domótica para cuidar de nuestros mayores

La domótica hace referencia al control y automatización de los aparatos y sistemas de instalación eléctricos en los edificios de manera programada ya sea centralizada o remota.

El sistema domótico, permite automatizar toda la casa y a su vez el propietario podrá controlar la energía, la seguridad, el confort y la comunicación de las personas que allí habitan.

Todo eso se puede controlar por voz o por un móvil, incluso sin estar presente en el inmueble.

¿Se puede aplicar en las personas mayores?

La domótica junto con el Internet de las cosas (IoT), acercan nuevas posibilidades para tener cierto grado de autonomía, en caso de que exista un asistente de hogar para que cuide de ellos, que cuente con las herramientas necesarias, sus vidas serian menos complicadas, mejorando así su calidad de vida.

La domótica resuelve 4 necesidades de las personas mayores, como son las alteraciones motrices que impiden que estos se desplacen con normalidad, ya sea fuera del domicilio o dentro de él, activando aplicaciones de telecompra.

Disponibilidad y calidad en los servicios de salud, son aspectos determinantes para obtener el mayor bienestar en las personas mayores, la domótica cuenta con servicios de teleasistencia, la posibilidad de pasar consulta médica, enviar pruebas al médico sin tener que asistir a un centro médico.

Los sensores biomédicos y los detectores de caída, monitorizan el estado del adulto mayor, conocer su estado, este sistema garantiza si todo está en total control.

El ocio y entretenimiento están presente en cualquier persona, se relacionan e interactúan con el entorno, la familia y los amigos, realizar actividades de ocio y entretenimiento durante el tiempo libre.

Es de vital importancia para que los mayores puedan tener una vida tranquila y feliz, debido a la versatilidad que ofrecen la domótica, estos se pueden entretener y pasar ratos agradables.

La seguridad siempre ha sido una de las principales preocupaciones de muchas personas en especial los adultos mayores, sobre todo si estos viven solos, el principal objetivo de la domótica que el desarrollo de la vida cotidiana sea bajo condiciones optimas de seguridad.

Esto incluye la protección de bienes, como de las personas, por lo que se puede diferenciar dos tipos de seguridad, la activa (donde el usuario debe activar o generar la señal de alarma ante alguna incidencia, la cual está dada por los servicios de telealarma).

La seguridad pasiva (es capaz de detectar una anomalía o incidencia y así disparar la señal de alarma, sin que intervenga una persona).

La gran ventaja de tener instalado un sistema domótico en casa, es que permite que todas sus funciones puedan ser controladas desde el exterior sin ningún problema.

Lo cual resulta importante para el cuidado de las personas mayores ya que aporta calidad de vida y seguridad no solo a los mayores sino a los familiares y cuidadores en todo momento.

Los cerrajeros y las compañías de seguridad se encargan de instalar estos sistemas domóticos, son los únicos expertos en la materia, ofrecen presupuestos que se adaptan a sus requerimientos.

error: Content is protected !!